CHIHUAHUA, CHIH.- La hipertensión arterial es una enfermedad crónica degenerativa que afecta gran parte de la población chihuahuense, durante el 2016 la Secretaría de Salud registró un total de 27 mil 575 casos y de acuerdo al número de pacientes que se encuentran en tratamiento; este padecimiento ocupa el primer lugar entre las enfermedades crónicas degenerativas.

La nutrióloga Viridiana Delgado coordinadora estatal del Programa Adulto y Adulto Mayor comentó que la hipertensión es una enfermedad silenciosa que no presenta síntomas aparentes, por tanto los afectados no se dan cuenta del riesgo que corre su salud, hasta que los órganos vitales presentan algún daño.

Añadió que el padecimiento es multifactorial, entre las causas más comunes se encuentra la edad, tensión emocional, el consumo excesivo de sal y de grasas, el tabaquismo, falta de ejercicio, la obesidad o la herencia genética, ya que existe la probabilidad de que hijos de padres hipertensos también lo sean.

Las complicaciones a causa de la hipertensión son graves tales como la insuficiencia cardiaca, el infarto cardiaco, derrame cerebral, embolia, problemas de la vista o daño renal, por ello se recomienda medir de manera continua la presión arterial para determinar si existe algún problema.

Se puede disminuir las posibilidades de desarrollar hipertensión manteniendo un peso corporal adecuado, consumir alimentos bajos en sal y sodio, condimentar la comida con especias y hierbas aromáticas, evitar los alimentos procesados ya que contienen grandes cantidades de sodio.

La actividad física de intensidad moderada como caminar a buen paso es beneficiosa cuando se practica durante al menos 30 minutos diariamente, si se prolonga más tiempo, los beneficios también son mayores, de este modo las personas que tienen una rutina de ejercicio presentan un riesgo de 20 a 50% menor de desarrollar hipertensión arterial que las sedentarias.

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias menor a 140/90 mmHg (milímetros de mercurio) pero cuando la elevación de las cifras es constante y mayor a los parámetros determinados como normales se considera hipertensión.