Propone acciones inmediatas para solucionar problemas causados por tormenta a familias Juarenses.

CIUDAD JUÁREZ, CHIH.- Declarar estado de emergencia y de desastre, son en sí dos cosas diferentes para la solución de un mismo problema, con el objetivo de conseguir apoyo del Fondo Nacional de Desastres Naturales, indicó el  gobernador del Estado Javier Corral, después de efectuar un recorrido por el Arroyo de las Víboras y sus  inmediaciones.

“Se está elaborando la solicitud para las declaratorias de emergencia y de desastre” dijo el mandatario estatal.

Cuantificar los daños con precisión es el primer paso para declarar estado de emergencia, y de esta manera poder adquirir recursos por medio del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN) que permitan proveer a los ciudadanos de cobijas, plástico y láminas para evitar goteras y pintura para las viviendas.

Hasta el momento, Gobierno del Estado cuenta con aproximadamente 200 toneladas de cemento para rehabilitar pisos y banquetas. Esto permitirá mitigar los daños de manera inmediata.

En tanto que la declaratoria de desastre, ayudaría a dar solución a los problemas  de fondo como es la necesidad de diques que impidan anegaciones y desbordamiento de ríos y arroyos, como sucedió ayer, añadió Corral.

El gobernador agradeció la labor de la Coordinación Estatal de Protección Civil, que desde el viernes 4, en que se produjo la granizada, permanece pendiente, en coordinación con las autoridades municipales y al servicio de la población afectada.

“Estamos ante un hecho muy lamentable, sobre todo por la pérdida de las dos personas que han fallecido por ello; le enviamos a sus familias un abrazo solidario, esperando que se puedan reconfortar pronto”, dijo Corral; asimismo, hizo hincapié en que apoyará a las familias de estas dos personas que murieron, para ayudarles en lo que necesiten.

Comentó que su visita, corresponde a la necesidad de conocer la verdadera dimensión de los daños. “Tenemos que empezar a reconstruir Juárez en más de un sentido, y tenemos que reordenar Juárez, rehabilitar muchas de sus áreas, incluso reacomodar a familias que viven en zonas de alto riesgo”  añadió.

Al informar que las instituciones continuarán coordinándose enfatizó: “Quise venir personalmente, para conocer la magnitud de los daños, toda vez que los reportes eran alarmantes. Afortunadamente no ha sido mayor de lo que se pensaba, pero sin duda, tenemos que lamentar el fallecimiento de dos personas”, concluyó el mandatario.