CIUDAD JUÁREZ, CHIH.- Jessie Vargas, demostró ante un gran número de aficionados al boxeo que esta para enfrentar a los mejores.

Su calidad de norteamericano con sangre mexicana no está en duda, se fue a la lona en el segundo asalto ante el filipino Manny Pacquiao, pero se levantó para vender cara la derrota, fue superado en decisión unánime la noche del sábado en Las Vegas Nevada.

Jessie, se siente agradecido con sus fans ya que lo alientan a seguir en el camino de volver a ser campeón del mundo.

“Ganamos algunos, perdemos un poco, me sentí y pensé que era una pelea muy cerca, en general, eso me satisface saber que todos mis fans disfrutaron de la pelea. Realmente aprecio su amor y apoyo, y no puedo agradecerte lo suficiente por la compra de tus boletos y tuning a PPV”, indico.

Con el filipino, Vargas, perdió su Campeonato Welter de la Organización Mundial de Boxeo.

“Gracias y voy a decir esto, voy a ser campeón del mundo de nuevo, si Dios quiere”, finalizo.