La cantidad de reclamaciones por posible usurpación de identidad se ha incrementado en los últimos años, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

CIUDAD DE MÉXICO.- La Cámara de Diputados tipificó a nivel federal el delito de robo de identidad, y estableció penas de hasta seis años de prisión y multas de casi 44 mil pesos a quien se apodere, transfiera, utilice o disponga de datos personales sin autorización de su titular.

“La usurpación de identidad se presenta por ejemplo en una apertura de las cuentas bancarias usando la credencial de elector con otra fotografía y con otra firma, también en la presentación de la declaración anual ante el SAT, con la contraseña del contribuyente pero con una declaración ficticia y con saldo a favor para que el reintegro se haga a la cuenta bancaria del que comete el ilícito, también se presenta en la contratación de créditos en instituciones bancarias, la compra también de diversos bienes ya sea por internet o en sucursales”, detalló César Flores, diputado del Partido Acción Nacional.

La cantidad de reclamaciones por posible usurpación de identidad se ha incrementado en los últimos años, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF).

En el primer semestre de 2014 se presentaron 20 mil 168 quejas, en 2015 durante el mismo periodo 28, 258 y en el primer semestre de este año, 33 mil casos, la mayoría derivado de engaños a usuarios.

Por este delito la delincuencia obtuvo ganancias de entre mil 500 millones y mil 800 millones de pesos, estimó la CONDUSEF.

Lo que ubica a nuestro país en el octavo lugar a nivel mundial en la comisión de este delito, según el Banco de México.

“Actualmente los defraudadores y ladrones ya no buscan robarse una billetera solo para sustraer el dinero que hay en ella, sino que para ellos es mucho más lucrativo apropiarse de las identificaciones para hacerse uso indebido de tarjetas de crédito, de tarjetas de débito y de cheques”, señaló Gloria Félix, diputada del Partido Revolucionario Institucional.

“La sustracción de datos a través del correo electrónico, celulares y tabletas, son las formas más frecuentes para el robo de identidad”, explicó Lorena Corona, diputada del Partido Verde Ecologista.

Las reformas al Código Penal Federal aprobadas por unanimidad de 414 votos a favor y enviadas al Senado para su análisis, también contemplan que los 6 años de prisión podrán aumentar hasta a 9 años si el delito de usurpación de identidad es cometido por un servidor público.