Los padres de familia de cuatro jóvenes mujeres que demandaron en el 2009 al basquetbolista José Luis Satanás Arroyos por abuso sexual, amenazaron con ir a pararse en la próxima sesión que lleve a cabo el cabildo de Nuevo Casas Grandes, a fin de recordar las denuncias que interpusieron en contra del ex jugador y que entrenara a las integrantes del equipo de su preparatoria.

El satanás Arroyos fue denunciado por abuso sexual el pasado dos de octubre del 2009, por los padres de cuatro jovencitas que pertenecían al equipo de basquetbol del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario 112, dando a conocer que estaba siendo acusado de proposiciones indecorosas, tocamientos a sus partes íntimas, obligarlas a contestar preguntas de carácter privado e incluso a forzarlas en besarse con él en la boca.

La denuncia con número 1521/2009 y llevada a cabo por el agente del ministerio público Osvaldo Valdez Pérez, contiene las declaraciones de las cuatro jóvenes que en su debido momento, fueron acosadas por el ex basquetbolista, quien fungía como su entrenador de equipo baloncesto, mismo que llegó como apoyo para su preparación de equipo en el mes de marzo del 2009.

En la denuncia, las cuatro afectadas narran que meses después de que llegó José Luis Arroyos para entrenar al equipo, les solicitó de manera individual a cada una de ellas una entrevista, en donde más que hablar del deporte como tal, las cuestionaba sobre su virginidad, opiniones sobre el matrimonio y la práctica del sexo como tal, así como saber su opinión del físico del entrenador.

Algunas de las afectadas narran en la denuncia que de manera forzada las besó en la boca, las abrazaba a la fuerza e incluso a alguna le llegó a tocar los senos, todo ello sin el consentimiento de las jóvenes de entre 16 y 17 años de edad.

REPORTERO:  FEDERICO MARTÍNEZ VARGAS

No dude en compartir este artículo con todo el mundo y en dejar un Me Gusta en nuestra página de Facebook!