El sector agropecuario de la región demanda a gritos apoyos y proyectos que realmente traigan consigo el desarrollo del sector primario.

NUEVO CASAS GRANDES, CHIH.- El bello noroeste del estado de Chihuahua, que cuenta con grandes e importantes atractivos turísticos a nivel nacional e internacional como la Zona Arqueológica de Paquimé en el municipio de Casas Grandes y la Ultima Pradera en el municipio de Janos entre otros, continua en el abandono en relación al apoyo de las esferas gubernamentales, ya que la falta de recursos para ejecutar obras de impacto social hace que los municipios no se desarrollen a la par con otras zonas del estado de Chihuahua.

La filiación política del noroeste que cuenta con gobiernos del Partido Acción Nacional, del Partido Revolucionario Institucional y del Partido Movimiento Ciudadano, hace referencia a que la gente ya no tiene credibilidad en los partidos políticos, y que se prefiere votar en algunos casos por los candidatos, teniendo la esperanza de ese ‘cambio’ que tanto se ofrece en las campañas políticas.

Tal es la desilusión de la población con el gobierno federal por la mayoría de las reformas y con el ‘gasolinazo´, como es la desilusión con el gobierno del estado por tantas promesas incumplidas, las cuales se supone se cumplirían en los primeros 100 días de gobierno y aun se sigue a la espera.

Estas dos esferas gubernamentales tienen a los municipios sin los programas o apoyos que se requieren para estabilizarse y brindar una mejor calidad de vida a la ciudadanía; uno porque ya se va, y el otro porque acaba de llegar.

Lo que si ofrecen son una serie de programas que son inoperables en los municipios, que no aplican o que simplemente nunca llegan.

El sector agropecuario de la región demanda a gritos apoyos y proyectos que realmente traigan consigo el desarrollo del sector primario, que no se les ofrezcan solo programas de semilla subsidiada que en algunas ocasiones ni sirve, o los programas para la rehabilitación de caminos, que como luego se dice –sale más caro el caldo que las albóndigas- porque los municipios deben pagar el mantenimiento y el diésel de la maquinaria, así como el tiempo extra de los choferes, su hospedaje, traslado y alimentación ¿dónde está el apoyo entonces?

Los empresarios requieren incentivos y garantía de seguridad para poder invertir y crear esas fuentes de empleo que tanto demandan nuestros jóvenes egresados de las universidades y que por falta de empleo en la región, se llevan su talento y conocimiento a otros lugares.

Son tantos los temas olvidados por las esferas gubernamentales en el noroeste…educación, turismo, salud, desarrollo rural, seguridad, etc, que las actuales administraciones están trabajando en la mayoría de los casos con recursos propios para salir adelante, ya que los recursos les han sido ‘recortados’ y los pocos programas que han llegado y que en su mayoría son de carácter social, no permiten el desarrollo urbano, cultural, turístico y de infraestructura que tanto clama el noroeste de Chihuahua.  

Esperemos que el 2018 pinte mejor…

Por: Lic. Ana Luisa Chaquiroff Estrada.

No dude en compartir este artículo y en dejar un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook!