DURANTE EL PARTO NATURAL DISMINUYE EL RIESGO DE PRESENTAR PROBLEMAS A LA SALUD PARA LA MADRE

La Secretaría de Salud de Gobierno del Estado, recomienda reservar la práctica de la cesárea, para cuando existan factores de riesgo y ésta sea la mejor opción o la única viable para resolver complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal, pues el parto es un proceso fisiológico normal y saludable en la vida de la mujer.

La cesárea es una operación quirúrgica mediante la cual, el ginecólogo extrae al bebé del útero sin que éste tenga que pasar por el canal de parto y la recuperación es más lenta.

En el parto normal existe menos riesgo para la madre, pierde la mitad de sangre que en un parto por cesárea y las posibilidades de infección uterina son menores.

Además mantiene los niveles adecuados de azúcar en sangre, ayuda a que la placenta reciba más oxígeno y a que el tiempo de recuperación sea más rápido, por lo que podrá estar con su bebé de forma inmediata, ayudando a crear el vínculo entre madre e hijo.

Los beneficios del parto natural para el bebé son el hecho de que al pasar por el canal del parto, se impregna de todas las bacterias de su madre y éstas le ayudarán a fortalecer su sistema inmunitario.

Durante el parto normal, el bebé arroja todo el líquido de los pulmones, recibe una mayor oxigenación y genera hormonas como la adrenalina, que le mantendrán en estado de alerta en sus primeras horas de vida, además de aportarle energía, calor y ayudarle a la hora de iniciar la lactancia.

Por: Manuel Chaquiroff.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube 

No dude en compartir este artículo y en dejar un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook!