“ESPECIALMENTE CUANDO SE TRATA DE HABLAR DE UNA PERSONA QUE, CON LA LLEGADA DEL FERROCARRIL, CONTRIBUYÓ AL DESARROLLO DE NUEVO CASAS GRANDES.

Nuevo Casas Grandes.- Con un sentido homenaje póstumo, la Presidencia Municipal despidió este martes a Daniel Enríquez Ortiz, considerado como uno de los ferrocarrileros que fueron pioneros en el desarrollo de la ciudad y un apasionado del béisbol, al grado de ser el anotador oficial del equipo Faraones de Nuevo Casas Grandes.

Ante familiares, amigos y compañeros ferrocarrileros reunidos en la explanada de la Casa de la Cultura en donde fue colocado el féretro donde descansarán sus restos, el Secretario del Ayuntamiento Javier Mendoza, en representación del Presidente Municipal Héctor Mario Galaz, reconoció que siempre será complicado externar palabras en un momento tan doloroso como el que por ahora está pasando la familia Enríquez Escárcega.

“Especialmente cuando se trata de hablar de una persona que, con la llegada del ferrocarril, contribuyó al desarrollo de Nuevo Casas Grandes. Pero este trabajo no se hizo solo, se hizo con la participación de todos estos hombres y mujeres que trabajaron y que entregaron su vida a lo que fue el ferrocarril”, destacó el funcionario.

Externó su más sentido pésame a la viuda, a la señora María Luisa Escárcega de Enríquez y a sus hijos Fabiola y Daniel. A la comunidad y particularmente a la colonia Obrera, que lo vio nacer. “Nos sentimos complacidos de poder organizar este homenaje póstumo muy merecido para alguien que contribuyó para que esta ciudad saliera adelante”.

Daniel Enríquez Ortiz a nombre de la familia “Fonters” como son conocidos en esta ciudad, agradeció a todos los presentes por acompañarlos en estos momentos tan difíciles y resaltó que aquellos que tuvieron la oportunidad de conocer a Daniel supieron que fue un luchador toda su vida, y  que enfrentó la enfermedad que padecía, como un reto.

“Fue una persona que sembró y cosechó en tierra fértil. No hay palabras para agradecerles por todo su apoyo y debo reconocer que siempre hubo gente atrás de él con oraciones y plegarias; esto resulta muy gratificante reconocer. Se fue un gran hombre pero va a quedar en nuestros corazones su recuerdo”, expresó.

A nombre del Club de Veteranos Piratas 40-60, asociación a la que permaneció durante muchos años de su vida, se hizo extensiva a la familia Enríquez Escárcega una sentida condolencia, al reconocer que Daniel se encargó de cosechar muchos amigos en todas las actividades que él desempeño a lo largo de su vida, como es el caso del béisbol.

“En los años de 1990 a 1993 fue el anotador de los Faraones y de 1994 a la fecha se integró como miembro activo de este club de veteranos como anotador oficial y un excelente colaborador. Nos sentimos tristes con su partida, pero sabemos que llega a un mejor lugar y seguramente va a desempeñar esta labor que él tanto adoraba”, concluyó.

Una vez concluido este sentido homenaje de cuerpo presente en la explanada frente a la Presidencia Municipal en donde se le brindó un minuto de aplausos por parte de todos los asistentes, el cortejo fúnebre se dirigió a la iglesia ubicada en la colonia Obrera y posteriormente acompañarlo hasta su última morada en el panteón municipal.

Por: Comunicación Social NCG.

Suscríbete a nuestro canal de YouTube 

No dude en compartir este artículo y en dejar un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook!