La Cámara de Diputados de México aprobó la madrugada de este jueves el dictamen impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador que sustituye a la polémica reforma educativa del expresidente Enrique Peña Nieto [2012-2018].

La medida obtuvo 381 votos a favor, 79 en contra y dos abstenciones, por lo que será enviada al Senado para su análisis y posterior discusión.

Entre otras aristas, el dictamen reforma la Constitución mexicana para eliminar las evaluaciones a maestrosinstauradas con la reforma de Peña Nieto y suprimir el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación(INEE).

En la discusión se adoptó también la inclusión de educación sexual en los planes y programas de estudio.

El dictamen, considerado una contrarreforma de López Obrador a la “mal llamada reforma educativa” de Peña Nieto, también recoge la gratuidad de la educación en todos los niveles, desde inicial, hasta superior. El actual Gobierno se ha comprometido a la construcción de 100 universidades públicas.

López Obrador celebra

Por su parte, el mandatario mexicano celebró la aprobación de la reforma educativa. Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, dijo que “es un problema menos para mejorar la educación” en el país.

“Tengo entendido que la mayoría de diputados votaron para cancelar la reforma educativa impuesta y ordenada desde el extranjero. Celebro que se haya avanzado en ese sentido”, manifestó.

Asimismo, indicó que, en el fondo, la reforma educativa de Peña Nieto buscaba “avanzar en la privatización de la educación” en México.

“Hay que mejorar la calidad de la enseñanza combatiendo la pobreza y creando oportunidades para que todos puedan estudiar”, afirmó López Obrador, que insistió, además, en la necesidad de que “se tome en cuenta a los maestros”.

“Tengo entendido que la mayoría de diputados votaron para cancelar la reforma educativa impuesta y ordenada desde el extranjero. Celebro que se haya avanzado en ese sentido”, manifestó.

Asimismo, indicó que, en el fondo, la reforma educativa de Peña Nieto buscaba “avanzar en la privatización de la educación” en México.

“Hay que mejorar la calidad de la enseñanza combatiendo la pobreza y creando oportunidades para que todos puedan estudiar”, afirmó López Obrador, que insistió, además, en la necesidad de que “se tome en cuenta a los maestros”.