Los últimos años, Facebook ha sufrido una gran pérdida de usuarios, específicamente de adolescentes. La gran mayoría ha emigrado a Snapchat, aunque muchos otros se fueron a Instagram.

Pero Facebook no piensa dejarlos ir sin “dar batalla”. Para esto ha creado “Lifestage”.

Y esta vez, Mark Zuckerberg sí piensa brindarles un refugio a los jóvenes. En el pasado, una de las razones por las que muchos se fueron, fue que sus padres y tíos comenzaron a invadir la red social azul. 

Pues ahora no piensan dejar que suceda lo mismo. “Lifestage” es exclusiva para adolescentes. 

Al crear una cuenta, la app les preguntará su edad. Si tienen más de 22 años, desde luego que podrán registrarse… pero no interactuar con nadie, ni ver las actualizaciones o perfiles de otros usuarios. 

Esto sólo lo podrán hacer los menores de 21 años.