Informó que se utilizarán 321.6 mdp para equipamiento, materiales e insumos de los centros de salud, centros de salud con servicios ampliados, hospitales comunitarios y hospitales generales.

CHIHUAHUA, CHIH.- Con el Programa de Reconversión Hospitalaria cuyo fondo es de 460 millones de pesos (mdp), se brindará atención adecuada a todos los pacientes no solo de COVID-19, sino en general, en los tres hospitales especializados para la enfermedad y las 12 unidades médicas distribuidas en el estado, informó el gobernador Javier Corral Jurado.

Durante la sexta emisión del programa Chihuahua Adelante, rindió cuentas a la ciudadanía sobre los avances y metas del Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, esta vez dedicado al tema prioritario de Fortalecimiento a la Salud.

Informó que se utilizarán 321.6 mdp para equipamiento, materiales e insumos de los centros de salud, centros de salud con servicios ampliados, hospitales comunitarios y hospitales generales.

Además se contará con una reserva hospitalaria para enfrentar esta crisis; se invertirán 176 millones de pesos para pruebas, reactivos y medios de trasporte viral; goggles de seguridad y caretas protectoras; cubrebocas N95, gorros, guantes de nitrilo, overoles, delantales, ventiladores, celdas de oxígeno e insumos necesarios.

Se adquirirán también medicamentos y materiales de curación y termómetros infrarrojos; se contratará personal eventual para el Sector Salud y se repartirán 250 mil kits de seguridad e higiene para la población.

El gobernador enfatizó que se tiene la meta de contar con 300 ventiladores, de los cuales al inicio del plan se tenían 219, más 22 adquiridos recientemente y 11 reparados que ya operan adecuadamente, para un cantidad de 252 al momento.

En lo referente a insumos de protección para el personal de salud, detalló que a la fecha han adquirido un millón 603 mil 884 cubrebocas, 164 mil 714 mascarillas N95, 83 mil 678 goggles, 766 mil 033 guantes de látex, 29 mil 770 caretas protectoras, 18 mil 500 alcoholes en gel, 410 mil 820 cubrepelo o escafandra, 29 mil 200 cubrebotas, 34 mil 628 overoles y 63 mil 800 batas quirúrgicas.

En el programa que se transmite por las redes sociodigitales del Gobierno del Estado, contó con la participación de la subsecretaria de Prevención y Promoción de la Salud, doctora Mirna Beltrán Arzaga, quien dio a conocer detalles de la Reconversión Hospitalaria.

Indicó que se cuenta con tres hospitales COVID-19: Hospital General en Juárez, Hospital Central Universitario en Chihuahua y el Hospital del Issste en Delicias, en un convenio que se estableció con esta institución federal.

Se cuenta con 12 unidades hospitalarias: Hospital Salvador Zubirán en Chihuahua, Regional de Delicias, Javier Ramírez Topete de Cuauhtémoc, General de Parral, Hospital de Jiménez, de la Mujer en Juárez, Infantil Chihuahua, Infantil de Juárez, Comunitario de Guadalupe y Calvo, Comunitario de Ojinaga, Comunitario de Nuevo Casas Grandes, así como el Hospital de la Mujer en Chihuahua.

“Este proceso tiene el objetivo de brindar la atención completa a todos los pacientes potenciales que van a llegar a nuestros hospitales, recordemos que el 100 por ciento (%) de las personas susceptibles de  presentar la enfermedad, el 80 % se atiende de manera ambulatoria, esto según el estándar internacional; el 15 % requerirá una atención y de este, el 5 % puede requerir una atención de la terapia intensiva”, declaró.

Para el equipamiento médico y hospitalario para la atención regional de la contingencia, se emplearán 145 millones de pesos.

La subsecretaria detalló que desde hace dos meses se trabaja en el programa, primero con la identificación de las capacidades instaladas de todo el sistema estatal de salud y luego se definió un plan de trabajo, de acuerdo a los lineamientos de la Secretaría de Salud del Gobierno Federal.

Explicó que se pone énfasis en el área de urgencias, porque es a dónde llegan los pacientes que demandan una atención hospitalaria.

El proceso de reconversión consiste en el establecimiento de área apropiada para iniciar la detección, clasificación y manejo primario de paciente con enfermedad respiratoria aguda; creación y aseguramiento de reserva estratégica para enfrentar la contingencia que implica los insumos y equipo de protección Personal.

Precisó que las siguientes etapas del proceso son: organización del Departamento de Urgencias, fase hospitalaria en el área Medicina Interna, fase de manejo en Unidad de Cuidados Intensivos Respiratorios y la conformación de un Comité de Monitoreo.

Síguenos en nuestras redes sociales en FacebookYoutube y Twitter